Blogia
.Mukka.

DEMASIADO CANSADA COMO PARA CONTENER LAS LÁGRIMAS QUE ARDIENDO TORNABAN MIS OJOS VERDES. ME COSTÓ LEVANTARME DE UNA CAMA QUE NO GUARDABA MI CALOR, QUE NO OLÍA A TÍ PORQUE SÓLO ME HA CONOCIDO A MÍ. CERRÉ LA PERSIANA PARA NO VER LA INGRATA LUZ DEL SOL QUE SE FILTRABA ENTRE LOS PLIEGUES DE LAS CORTINAS Y VOLVÍ A OVILLARME, CON LAS LÁGRIMAS ABRASÁNDOME LOS OJOS Y EL RESTO DEL CUERPO FRÍO. TEMBLANDO ANTE LA IDEA DE HABERME PERDIDO PARA SIEMPRE.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres