Blogia
.Mukka.

Siempre estas, aunque no estes, revolviendo en mi conciencia

Siempre estas, aunque no estes, revolviendo en mi conciencia

No supe lo que decían sus palabras hasta que no las oí retumbando en mi cabeza, fue un reproche en toda regla, un llanto ya sin lágrimas desgastado por el tiempo y por la espera, una bofetada fría y seca que me abrió los ojos para descubrir que ya era tarde. Había soltado mi mano de la suya, había dejado de mirar hacia atrás a cada paso para ver si estaba ahí.

No, nunca lo hice queriendo y creo que es evidente, porque no se concibe que pueda, a propósito, deshacerme de alguien a quien tanto he querido y quiero.

Simplemente sucedió, dejé de oír su voz y ver su rostro cada día, sus risas y pensamientos dejaron de sonar en mis oídos, se convirtió en vida en un recuerdo muerto que sólo me llamaba de vez en cuando y al que yo mal que tarde respondía.

Estoy cansada de disculparme y de pensar, estoy cansada de oírme y de que todo haya cambiado, estoy cansada de odiarme como seguro tú me odiaste al esperar.
Hay mil excusas y no hay ninguna, porque yo no quería agobiarte y no podía quererte sólo para mí, y quería seguir un camino que ya no me gusta si no estas recorriéndolo conmigo.

Quizás haya cambiado, quizás seas tú quien ha cambiado, quizás siempre fui así y tu tardaste en darte cuenta o quizás todo esté igual pero al revés y nosotros colgados bocabajo.
No sé si estoy recogiendo lo que sembré, nunca tengo nada claro, pero sé que de nada me servirá andar si tú no estas al otro lado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres