Blogia
.Mukka.

Confesiones y reflexiones

La cagasteis la primera vez que cedisteis, como Papá. No teníais elección con ella, os vino dado, como la vida que ella misma nos infundió, no podíamos elegir, solo tragar, tragar y tragar, una tras otra, con todas y cada una de las mentiras que inventaba, con cada uno de los chantajes emocionales, con cada condición y ultimátum. Pero ahora si que podéis elegir, y siento decíroslo, no estoy de acuerdo con esa elección, no me cuadra, ¿qué tenéis el Síndrome de Estocolmo? Del calzonazos de tu hermano me lo esperaba, pero ¿de ti? Porque  tiene que repetirse la historia, ¿es que no había suficiente con un mártir en la familia?
Ahora ya es tarde lo sé, porque sois igual de buenos que él y lleváis toda una vida tragando, que más da tragar un poquito más ¿no?, igual que tragó Papá por nosotros, vosotros lo haréis por ellos.
Ahora sé lo que sentían sus hermanos, ahora sabéis lo que sentía él, ahora es cuando quizás no os extrañe que yo diga de vez en cuando ¡Dios que familia tengo!
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

esperanza -

Es lo que tiene tener ua madre asi.....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres