Blogia
.Mukka.

Ayer

Ayer

Cerré los ojos fuerte, muy fuerte, hasta que me dolieron, me acurruqué en la cama, me replegué en mi misma para no oírme ni oírlos, me encerré con llave en mi habitación y cerré la puerta de mis pensamientos. Lloré sin descanso como nunca lo había hecho, olvidé por un momento quien era y quien fui, pero no logre olvidarte a ti.

Tampoco pude apartar la vista del montón de fotografías rotas que se nublaba con las lagrimas que resbalaban por mi nariz y empapaban la almohada. Volví a replegarme sobre mi misma, me mordí las rodillas para no gritar, me agité inquieta, pataleé y volví a llorar hasta que me ardieron las sienes. Después de apagar mil preguntas de un soplido respiré hondo y me fui a dormir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres