Blogia

.Mukka.

Que me devuelvan mi hora.
Y cada una de las lágrimas.
Y todo el esfuerzo,
las palabras y pensamientos.
Que me devuelvan al único hombre que ha habido en mi vida.
Y que no se extrañen si me pongo a gritar sin motivo aparente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LOS DOS PATITOOS =)

LOS DOS PATITOOS =)

*Un deseo... ya sabemos cuál es mi deseo*

 

Sólo queda una vela
encendida en medio de la tarta,
y se quiere consumir...
Ya se van los invitados, 
tú y yo nos miramos sin saber bien que decir.

Nada que descubra lo que siento,
que este día fue perfecto 
y parezco tan feliz.
Nada como que hace mucho tiempo 
que me cuesta sonreír.

Quiero vivir,
quiero gritar,
quiero sentir, 
el universo sobre mi.
Quiero correr en libertad, 
quiero encontrar mi sitio.

Una broma del destino,
una melodía acelerada 
en una canción que nunca acaba.
Ya he tenido suficiente, 
necesito alguien que comprenda 
que estoy sola en medio de un montón de gente. 
Qué puedo hacer...

Quiero vivir,
quiero gritar,
quiero sentir, 
el universo sobre mi.
Quiero correr en libertad,
quiero llorar de felicidad.

Quiero vivir
quiero sentir
el universo sobre mi,
como una náufrago en el mar,
quiero encontrar mi sitio,
sólo encontrar mi sitio.

Todos los juguetes rotos,
todos los amantes locos,
todos los zapatos de charol,
todas las casitas de muñecas, 
donde celebraba fiestas, 
donde sólo estaba yo.
Vuelve el espíritu olvidado 
del verano del amor...

Quiero vivir, 
quiero gritar ,
quiero sentir,
el universo sobre mi.
Quiero correr en libertad,
quiero llorar de felicidad.

Quiero vivir, 
quiero sentir,
el universo sobre mi,
como una náufrago en el mar,
quiero encontrar mi sitio,
sólo encontrar mi sitio..

Quiero vivir, 
quiero gritar ,
quiero sentir,
el universo sobre mí.
Quiero correr en libertad
quiero llorar de felicidad.

Quiero vivir,
quiero sentir,
el universo sobre mí,
como una náufrago en el mar,
quiero encontrar... mi sitio.

Sólo queda una vela,
encendida en medio de la tarta
y se quiere consumir.

Amaral - El Universo sobre mi

 

Les veo a ellos, como se miran, se abrazan, se tocan y se mueven al compás. Me miro a mi y luego miro hacia a ti. Y pienso que si ellos lo consiguen, quizá no sea tan difícil, pero si lo es, no sé moverme alrededor de ti, soy una muñeca rota que no sabe lo que quieres, si es que quieres algo, ni lo que buscas, ni si lo encuentras en mi. Temo rozarte, besarte, seguirte, por si mi inexperiencia me delata y te incomoda tanto como para marcharte. No sé ser otra cosa, llevo tanto tiempo reprimiendo sentimientos que cuando uno, sin previo aviso, brota lo cerceno para no volver a caer, para evitar el dolor. Pero apareces tú y entras a medias en mi mundo raro y me invitas a jugar, pero llevas ventaja porque ya has bailado al son de otros pasos, conoces las reglas y sin embargo no me guías. Así que no sé lo que esperas.

 

 

Suelto el móvil aún luciendo con las palabras “Mensaje entregado” parpadeando en la pantalla.
Una parte de mí sabe que no vas a contestar, pero se calla, frunce el ceño y respira fuerte, no quiere herir a la otra parte más ingenua que sonrie y dibuja corazones de aire con el dedo índice.
Es dificil de explicar pero esa certeza se hace casi tangible mientras espero. 
El móvil cae sobre la almohada y a pesar de las mantas sé que, hasta después de un largo rato, el calor no volverá ni a mis manos ni a los dedos de mis pies.
Intento no pensar en nada y alejar la mirada del móvil, pero la parte intanquila va ganando terreno a la ensimismada y comienza la presión en el pecho, que desata las voces que se agitan en mi cabeza y que acaban por arrinconar a la parte feliz, ingenua, ensimismada, de nariz pequeña y sueños demasiado grandes.

De esto hace tres semanas y hoy, contra todo pronóstico, vuelves a llamar. Sé que esta noche soñaré contigo... cuándo he dejado de hacerlo?

 

Lejos hasta de mi misma, para no caer en la tentación de hurgar en los recuerdos, de abrir puertas ya cerradas y de arancar las costras de las heridas, dejaré correr un rato más las lágrimas, eso me ayudará a respirar hondo después. Y luego, no volveré a pensar en ti. Sólo así podré dejar de imaginarte en mi, rodeando cada espacio de mi mente, resbalando por la comisura de mis labios y podré darme la vuelta, dejar de mirarte, entender de una vez por todas que estoy sola y que no soy aquello que anhelas. Dejaré entonces de buscarte y se apagarán las preguntas en mi cabeza porque estaré lejos, caminando en direccion opuesta mientras tú te (la) encuentras, yo me perderé.

Fuera graniza. Dentro, también.

Fuera graniza. Dentro, también.

Última semana de un febrero oscuro

Me falta el calor que me robaste en los abrazos de hace dos miércoles

 

Siempre es la misma canción, momentos antes siento que el corazón va a salirse de mi pecho y justo cuando ya he cogido confianza, tienes que irte y otra vez vuelve a trotar descontrolado, hasta doler.
Intento entender y descifrar cada uno de tus movimientos, no soy capaz de dejarlo correr sin más. No puedo dejarlo pasar y sin embargo tampoco soy constante. Tengo miedo de salir perdiendo, de estar equivocada, de las consecuencias, de lo que pueda no pasar, de lo que me vuelva a perder, y aún así vuelvo a no arriesgar. Estás ahí, delante, mirándome y me parece irreal, así que a pesar de las mil preguntas que se agolpan en mis labios, callo, te miro y hago una bola con todo lo que no te he dicho y que sin querer vierto en cada mirada, en cada gesto... Y me pongo a hablar de mi, cuando todo lo que quiero hacer es besarte y escuchar todo lo que tú quieras contarme. Pienso que si te pregunto demasiado huirás, porque doy por sentado que te agobiaré como hizo ella. Me he forjado una idea de ti que es equivocada y te he hecho creer seguramente algo que no soy. La culpa es mía, debería haberte advertido más veces de que era rara, de mi inexperiencia, de mis bloqueos y circustancias. Ahora la certeza de que no volveré a besarte es cada vez más grande... y me hace hundirme en el sillón, enterrarme entre las mantas, refugiarme en un rincón, perderme por la casa, apartar de mi vista la negra pantalla del móvil, dormir y no recordar que he soñado contigo.  

 

Catorce vidas son dos gatos - Fito&Fitipaldis

Cuánto se gritó diciendo nada.

No pudimos ver con tanta luz.

Yo buscaba el cielo en tu mirada,

Y nunca sabré lo que encontraste tú.

Que te traigan flores las mañanas,

Que no pases noches sin dormir,

Que un sueño se pose en tus pestañas.

Uno de esos sueños que me sueña a mí.

Detrás del viento, un  huracán

Se fue formando en la cabeza.

Cuando te cansas de sufrir, siempre me dejas.

Mi corazón es de cristal,

No guarda nada que no veas,

Sólo un  pequeño resplandor de nuestra hoguera.

Mi canción que nace del fracaso,

Es sólo una piel sobre la piel.

Algo que se besa y sabe amargo

Es mi boca seca,  nada que beber.

Pobre corazón que no sabe que decir.

Si te vas por lo que soy

O por lo que nunca fui.

Hay caminos que hay que andar descalzo.

Ya no te preocupes más por mí,

Siempre me entra arena en los zapatos,

Esta vez me quedo aquí.

Si te cabe el cielo en un abrazo,

Siempre habrá una estrella para ti.

Si catorce vidas son dos gatos,

Aún queda mucho por vivir.

Pobre corazón que no sabe que decir.

Si te vas por lo que soy

O por lo que nunca fui.

Hay caminos que hay que andar descalzo.

Ya no te preocupes más por mí,

Siempre me entra arena en los zapatos,

Esta vez me quedo aquí.

Si te cabe el cielo en un abrazo,

Siempre habrá una estrella para ti.

Si catorce vidas son dos gatos,

Aún queda mucho por vivir. 

Ese espejo refleja el cielo que yace gris y ajeno y a sólo un palmo yazco yo, frustrada, con frío y desvencijada. Un piano suave resuena en mi cabeza, empujando con cada nota un recuerdo de ti... y me doy cuenta una vez más de que ya no puedo, no sin tus manos. Que ya no quiero, no sin tus besos, seguir en este campo, yacente, como el cielo.
La velocidad a la que resbalan mis lágrimas contrarresta con la quietud del páramo, y poco a poco voy cayendo en un sueño espeso, mecida por las notas de un piano que empieza a dibujarse a carboncillo en ese sueño. Una sombra aparece junto él y avanza hacia mi a paso lento, aún está lejos pero puedo distinguir tus verdes ojos. Una gota cae en mi frente, haciéndome fruncir el ceño, otra en mi hombro y tu aún no me has alcanzado. Una gota más cae y resbala por mi barbilla, convirtiendo el piano en un borrón y me despierto, está lloviendo y sigue haciendo frío, ya no está el verde de tus ojos, tan sólo el gris del cielo.  

Under your charm - Josh Rouse

Only half of the time do you tell me just what you want
Only half of the time do you tell me just what you want
Can I get some contact?
Can I get some contact from you?
Can I get some contact with what is real?
It's the end of the night and i'm feelin' sexual
It's the end of the night and i'm feelin' sexual
Can I get some love back?
Can I get some love back from you?
Can I get some love back that you conceal?
And now I've fallen under your charm
And now I fall into your arms
It's where I feel alright
In the blink of an eye do we do what's natural
Maybe once or twice do we do what's natural
Is it just a love task?
Is it too much to ask from you?
Is it just a love task or do you feel?
And I've fallen under your charm
And now I fall into your arms
And now I've fallen under your charm
And now I fall into your arms
Where I feel alright
It's where I'll stay tonight
Only half of the time do you tell me just what you want
Only half of the time do you tell me just what you want
Can I get some contact?
Can I get some contact from you?
Can I get some contact with what is real?

(Susurro tu nombre en sueños,
 casi sin ser consciente,
 como un susurro del viento,
             ...Andreu..
 Y luego otra vez vuelve el silencio
 a apoderarse de mi rostro,
 desdibujando la sonrisa,
 mas sigo soñando...)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Definitivamente quiero vampiros y hombres lobo en mi vida... Estas novelas me recuerdan a ti, creo que tú te compararías con el hombre lobo, por el temita de la luna y de cómo ésta siempre te afectó, bueno también te considerabas peludo y salvaje. Sin embargo para mi, siempre serás el vampiro... Aún recuerdo tu acento indefinido, tus ademanes politicamente correctos de niño bien (a pesar de estar viviendo en uno de los barrios más "oscuros" de Madrid), tu olor...
Si, hoy me acordé de ti y creo que ayer fue tu cumpleaños. Tranquilo, como ya habrás observado he dejado de dar señales (incómodas?) de vida, después de tres años, puedo asegurarte que ya me he curado de tu (tentativa a) mordedura, ahora sólo estás en el recuerdo. Un recuerdo peculiar, no podrás nergarlo, pero un recuerdo al fin y al cabo.
Espero que tuvieras un gran día =)

 

Aún me siento fuera de todo, como si la última uva hubiese rodado de mis manos y de alguna manera no hubiese entrado en el nuevo año. Sin embargo tampoco siento que pertenezca al año pasado, ni al anterior. Entonces, ya no es una, si no dos o más uvas las que me rehuyeron.... ¡Con la de avances personales que había hecho!... Y por mucho que me remonte, no sé volver sobre mis pasos para arrancar otra vez desde el punto de partida. Me invade una vez más esa extraña sensación de estar errando, que me hace sentir estúpida, como se deben sentir los títeres cuando preguntan si alguien ha visto al malo y todos los niños gritan: “lo tienes detrás”.

 

Tu 28 de diciembre

"Llega tarde el 28 y nerviosa miro el reloj.
  La lluvia conmigo empieza un día..."

                         La oreja de Van Gogh

Mi vida avanzó sin pedirme permiso aún a pesar de que tu marcha hubiera detenido el tiempo.
Hoy me siento especialmente culpable por cada año que llega para hacerme olvidar un recuerdo.
Feliz Cumpleaños, Te Quiero.

Liberándome . . . primer día tras haber decidido firmemente que es mejor olvidarte

"...Yo quería recorrer tus labios,
  y besar tu boca,
  y descorchar mi vida junto a ti. 

                     (...)

  ...Para serte sincera, ya no busco nada
  Ni un cachito de tu cuerpo para besar.
  Ya no lloro lo que ya he perdido.
  Ya no tengo ganas de seguir igual."

Nena Daconte - Yo quería recorrer

Noviembre a oscuras

Se desató mi deseo

Devoré lo poco que ella había dejado de él tras seis años de relación. En tan sólo dos encuentros apuré de sus labios la cordura que le quedaba y en un vaivén de besos le dormí entre mi pecho y mis brazos. No era el indicado, ni el elegido, ni siquiera era especial, tan sólo un músico raro que tuvo la suerte o la desgracia de cruzarse en mi camino de pasos perdidos y labios sedientos. Fue el primero hasta que llegó el segundo y ni uno ni otro se quedaron. No supieron paliar mi dolor, resolver las dudas o acabar lo empezado. Ahora llega tarde el tercer movimiento y vuelve a reavivarse una llama mal apagada, que parece estar condenada a arder dentro de mi, que me duele, me sofoca, que enturbia mi calma y despierta la sed.
Renuncié a perseguir reflejos y sueños rotos y me fue vetado el amor de novela. No soy princesa, ni hada, ni bruja, ni prota, ni extra, ni buena, ni mala, ni siquiera soy una chica fácil, soy demasiado complicada...

Sed de besos

Un hormigueo nace en mi tripa y recorre en vertical todo mi cuerpo.
Me estremezco ante ese impulso que es algo más intenso que un escalofrío pero igual de breve.
Es la manera que tienen mi mente y mi cuerpo de gritarme lo que echan de menos.
No son los únicos, yo también necesito sentir otro aliento y unas manos ajenas recorriendo mi cuello.
Que se pierdan en mi, haciéndome olvidar el tiempo.
Sin embargo Octubre se acaba y me daja con sed de besos.

 

Amelie - Pereza

Yo sólo busco
que me tiemblen las piernas,
que seas de esas
que nadie recomienda.

Yo sólo busco
que nadie lo entienda,
que nos rajan por la espalda al pasar
y nos siga la prensa.

Encendernos con las manos
fue más de la cuenta
y yo que creía que estaba
... que estaba de vuelta.

Aviones a punto de salir,
pasiones de gitanos.
Pequeña sonrisa de Amelie,
me tienes calado.

Yo sólo busco
que me tiemblen las piernas,
que seas de esas
que me saca de juerga.

Yo sólo busco
que nadie lo entienda,
que nos rajan por la espalda al pasar
y nos siga la prensa

Encendernos con las manos
fue más de la cuenta
y yo que creía que estaba
... que estaba de vuelta.

Aviones a punto de salir,
pasiones de gitanos.
Pequeña sonrisa de Amelie,
me tienes ganado.

Canciones a punto de parir,
nacieron un verano.
Pequeña sonrisa de Amelie,
me tienes ganado.

Aviones a punto de salir,
pasiones de gitanos.
Pequeña sonrisa de Amelie,
me tienes ganado.
Pequeña sonrisa de Amelie,
me tienes calado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mis palabras abriéndose paso hacia el oscuro lugar de retiro en el que habita la conciencia

Me la han vuelto a jugar, es cierto, yo peco de crédula y tú de descreída, no conocemos término medio. Tranquila que no voy a llamarle, lo he cogido sólo para ver la hora, me llamará él, siempre lo hace, hasta cuando ya es tarde. Sí, soy estúpida, por supuesto, ¿Cómo si no se explica esta situación? Tú gritándome desde un rincón, yo hecha un guiñapo en el opuesto, donde tampoco hay sol. Voy a seguir llorando y gritaré cuando, donde y cuanto quiera porque ni tú ni nadie cesará este llanto por mucho que os salpique. Sé que las lágrimas no suavizarán mi tontería congénita, ni recompondrán mi alma rota, pero tampoco lo harán tus hirientes palabras, por muy verdaderas que sean.
Ya las miro, tienen algo que las hace brillar, se ve a simple vista. ¿Y qué si mi luz es tenue o inexistente para otros? ¿Por qué tengo que brillar para todos? ¿Acaso alguien lo hace para mi?. Si no recojo es porque siembro en campo muerto, no porque mi simiente sea vana. Estoy harta de dar y recibir sólo golpes, de fuera y de dentro. Me iré, claro que lo haré y a ti te enterraré lejos y despertaré del sueño para no volver jamás.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres